Cerro Hũ, travesía a la cima

PorMercedes Huidobro

Cerro Hũ, travesía a la cima

En Hive estamos convencidos que nuestra identidad va más allá de ser un simple espacio de oficinas compartidas, queremos trabajar con sentido.

Por eso compartimos los sábados con referentes de diferentes áreas, personas que nos inspiran con sus testimonios de vida. Después de habernos enriquecido tanto con los conversatorios, pensamos en apostar por conocer atractivos turísticos de nuestro país, lugares que hablan por sí solos. Así nació la idea de ir al Cerro Hũ.

En este artículo compartimos contigo todo lo que necesitas saber para visitar el Cerro Hũ. Empecemos por dónde queda, se encuentra en el departamento de Paraguarí, en el km 70 de la ruta Paraguarí-Piribebuy.

La Junta Municipal de Paraguarí por Ordenanza 141/2007 declaró al Cerro Hũ como Reserva Natural; prohibiendo así la tala de árboles, explotación de canteras y cualquier otra actividad que dañe el medio ambiente.

Aún así, se presume que el cerro es propiedad privada y siendo un equipo de 15 personas, pagamos Gs. 10.000 (no acampamos) para ingresar. Existe también un servicio para acampar, acá te dejamos el contacto en caso de que te interese saber más Julio Alderete (0972-483-637).

Julio es el encargado de “La Casita del Cerro”, un local gastronómico desde el cual se inicia el recorrido del sendero.

“En la Casita del Cerro cocinamos comida de mamaite” Julio Alderete.


A medida que íbamos subiendo identificamos varias flechas que nos guiaron en todo momento, de más está decir que es super necesario ir con ropa cómoda y zapatos adecuados (championes).

Hay muchas ramas que pueden clavar lo que lleves puesto, así que que no es conveniente que lleves tu remera preferida. Luego, el paseo se vuelve más desafiante, más vertical y rocoso por sobre todas las cosas. Inclusive, necesitaras tus manos para avanzar.

Les recomendamos mantener la calma, ir con mucha humildad para tener conciencia de cada paso. Van a encontrar piedras que simulan estar fijas, cuidado porque ante la fuerza pueden moverse y ser realmente peligrosas. También, hay partes que tendrán que aferrarse a una soga para seguir avanzando, llevar una cuerda resistente no es mala idea.

Finalmente, llegar a la cima es una experiencia increíble y toma entre 45 a 60 minutos. Una vez arriba solo queda disfrutar de la vista y sacar buenas fotos para inmortalizar el momento.

 

Acerca del autor

Mercedes Huidobro author

Convencida del poder de la información como punto de partida para generar conocimiento y contribuir a la calidad de vida de las personas.

Deja un comentario